Mi Madre Aurelia











Señora mìa, ¿què hace acostada en su cama?
¿por què no se levanta? camine elegante dama.
Ànimo, no estè triste, usted ya no es la misma,
los años la consumen, mi sublime fràgil ancianita. 

Làgrimas impotentes, ve en su espejo sin remedio,
los años que se han ido, no regresan al presente.
Sus ilusiones son el pasado, hoy dìa, temor, miedo,
etapa dèbil, dolencias, deja de ser independiente.
 
Señora mìa, no tenga pena, es el curso de la vida,
se le cuida con gusto y amor, usted èsta atendida.
Usted tranquila, sea fuerte, rìale al padecimiento.
Dios la ha bendecido, abraza su primer tataranieto.

Señora mìa, de alma bella, usted me diò la vida,
con el mismo dolor de su misma sangre, la amo.
Madre adorada, duele verla màs horas dormida.
 !Levàntese de su cama! sus pasos firmes extraño.

Autora: Karinoza45
(Dedicado a mi madre, Aurelia C.)
© 2007 Derechos Reservados
Abril 19, 2007









Email de su amigo-a
Your friend's Email:




Pàgina diseñada, creada, escrita con AMOR, por Karinoza45
© 2007 Derechos Reservados por sus autores
Abril 29, 2007



Karinoza45@aol.com

Web Counter
Online Drug Store