Todos tenemos días muy difíciles :

Unos están llenos de cansancio,
otros de dolor, otros de problemas.
Pero así como ésta realidad debe ser,
acepten hemos un consuelo…
Mañana Será Otro Día.

Cuántas veces nuestro panorama
se viste triste y desalentador,
y súbitamente algo pasa
y encontramos solución a nuestro problema
y algo que parecía no tener solución,
se resuelve fácilmente.


El tiempo cierra heridas
y suaviza resentimientos.


Cuando nos sintamos agobiados por los problemas, 
el cansancio o el dolor, 
digamos con firmeza:
Mañana Será Otro Día.

Anónimo











     



Escribe el E-mail de tu amigo








Página revisada 4-24-18

Página creada por Karinoza45
© 2003 Derechos Reservados por los diseñadores.
Febrero 19, 2003








hit counter
hit counter