PIDE PERMISO




















Madrecita, eternamente agradezco,
por el milagro de darme la vida.
Me cobijaste calurosamente en tus brazos,
 velaste mi sueño mientras dormía.
En tu bellos ojos ternura siempre miré.
De tu melodiosa voz me encariñé.
De tu abrigo no me despegué.


Madrecita eres sutil y amorosa.
sin esperar nada diste tu fortaleza
Dedicaste miles momentos de alegría,
me diste tus consejos y sabiduría.
Supiste guiarme por el buen camino.
Me diste la luz de la esperanza,
tu bendición, la fe en Dios.

Madrecita, la más adorada.
Muchas metas en tu vida has logrado.
Eres mujer avanzada de edad.
De pelo color luna plateada
Eres débil y frágil,
tus pasos tembloros inseguros,
por tu larga y continua enfermedad.

Madrecita, tu piel se ha arrugado,
tu corazón no se ha marchitado.
Eres la más feliz y dichosa,
por tus hijos que se han realizado,
y muchos nietos te han dado.
Sus besos y abrazos haz disfrutado.
Eres adorada por ser dulce y cariñosa

Madrecita, aunque no estés a mi lado,
Tu alegre sonrisa no he olvidado.
Extraño los latidos de tu  corazón
donde resplandece el fulgor de tu belleza.
Tu amor desbordado tu única riqueza.
Tu amor eterno es tu gran herencia.
Eres el ser mas bello de la existencia...

Madrecita mil gracias te doy,
 por ser yo parte de tu ser.
Por darme lo más valioso de ti, 
mi existencia en esta vida.
Te adoro sutil grandiosa mujer.
Eres consentida, Dios te bendiga...

Por:  Karinoza45
Para Aurelia Castillo
© 2002 Derechos Reservados
Abril 12, 2002







Escribe el E-mail de tu amigo


Gracias, por compartir 


Pàgina actualizada
11-16-12

Página creada, escrita por Karinoza45
© 2002 Derechos Resevados
Mayo 10, 2002



 Gray Day?

Respeta el derecho del autor


Hit Counter
Expedia Coupons