Era inesperada la hora 
cuando se estremeció el mundo.
Tras las acertadas picotadas que al águila le daban
Todo fue muy pronto,
el pánico llegó en segundos
Porque se desplomaban las alas 
del ave que todos amaban.

Las manos sangrientas del maligno no se detuvieron.
Muchos, muchos de los nuestros fueron heridos.
Aún se buscan los rastros de muchos que no aparecieron.
Son nuestros hermanos,
amigos del alma que están perdidos.

Siempre se recordará a un pueblo en silencio.
De aquellos que junto al águila en labor cayeron.
Unidos reconstruyen el nido del ave a todo precio.
Porque sólo sus alas fueron lastimadas y ya crecieron.

Levanta tú, la bandera de tu tierra 
y como guerrero extiende tu mano.
Que tu presencia y contribución 
sea de orgullo para el pueblo caído.
Lleva el consuelo de los perdidos 
en tu deber y dolor de humano
Levanta al caído que amas 
para borrar las huellas del dolido.

¡Nación de grandes recursos! 
Te has levantado en grande.
Eres el águila vigilante del mundo, 
en tu fortaleza darás golpe al enemigo.
Crecimos en sentimientos
y como nación somos gigantes.
Hoy te digo ave elegante, 
que tienes un pueblo lleno de amigos.

Autor:  Josean
© 2002 Derechos Reservados
Septiembre 9, 2002









Escribe el E-mail de tu amigo




 


Página actualizada,  9-11-2018



Página creada por Karinoza45
© 2002 Derechos Reservados
por los autores que compone esta página
que es el poema y diseños graficos.





LAS GRAFICAS, NO SON PARA EL USO DE E-MAILS

hit counter
hit counter