No celebramos comer dulces, huevitos de chocolate,
celebramos la resurrección de Jesús, volvió a la vida.
Día grandioso, de arreglarnos e ir a Su casa adorarle.  
En nuestro corazón Él habita, Su amor existe, allí late.
    
Hoy, El Hijo de Dios brilla en la gran celebración,
la fiesta empieza en Su templo, Él la adoración,
suenan las campanas, regocijan cánticos a Su amor,
alabanzas, veneramos Su belleza la obra del Señor.
    
Ante la exaltada conmemoración, oremos Su bendición,
abramos la puerta de la alegría, el control de la armonía
postremos el alma en la seguridad de nuestro padre Dios, 
Creador del universo, su hijo Jesús sea alabado en oración.

Autora: Karinoza45
© 2006 Derechos Reservados
Abril 5, 2006






    






  

Escribe el E-mail de tu amigo


    

Página creada, escrita con amor por Karinoza45
© 2006 Derechos Reservados por los autores,
en el contenido de ésta página.
Abril 10, 2006








Hit Counter
Expedia Coupons